Las oficinas de Ticketmaster en Brasil, empresa encargada de vender las entradas para los conciertos de Metallica, Coldplay y The Cranberries sufrieron un robo el 23 de diciembre último.

400 entradas fueron sustraídas de Ticketmaster, cada entrada posee un código de barra y un número destinado a un solo comprador en particular, por lo que los ejecutivos de la entidad tuvieron que salir a arreglar un problema de proporciones.

Eso sí, los consumidores fueron identificados y compensados con nuevos boletos, válidos y legítimos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.