Charly García recibió hoy por fin el alta médica del hospital donde se encontraba internado desde hace más de dos meses, aunque para salir deberá obtener la autorización judicial para abandonar el centro, informaron sus allegados a las agencias de prensa internacionales.

Charly fue ingresado el pasado 31 de julio en la clínica Avril de Buenos Aires por orden de la Justicia para continuar su tratamiento contra las drogas y el alcohol, después de recibir el alta del sanatorio Güemes, al que llegó con «un cuadro febril agudo».



Allegados y familiares estimaron que mañana el músico recibirá el permiso judicial para salir del neuropsiquiátrico. Explicaron que de allí será trasladado a la residencia de campo que el ex gobernador de la provincia de Tucumán Ramón «Palito» Ortega posee a las afueras de Buenos Aires.

La residencia, situada en la localidad bonaerense de Luján, cuenta con un estudio de grabación en el que el ex líder de los grupos Sui Generis y Serú Girán registró parte de «Kill Gil», su último disco.

Fuentes cercanas al rockero argentino afirmaron hace unos veinte días que García se encontraba «bien», ya que había logrado recuperar «algo de peso» y terminar «con un tratamiento odontológico» iniciado hace años.

Durante su estadía en la clínica, varios músicos fueron a visitarlo, como Nito Mestre, León Gieco y Pedro Aznar.
Los problemas para el rockero comenzaron en junio pasado, cuando fue trasladado primero a un hospital y después a un centro neuropsiquiátrico después de causar destrozos en el hotel de la provincia de Mendoza (oeste) en el que estaba alojado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.